Cómo hacer una descripción perfecta para que tu anuncio destaque

La foto principal de tu anuncio es lo primero que verán los compradores. Y está claro que una primera impresión es fundamental para llamar la atención y despertar el interés. Pero de nada sirve que tu anuncio tenga unas fotos impecables si no lo acompañas de una buena descripción. Lo ideal es que, con ver las fotos y leer la descripción, el comprador no tenga dudas de que tu producto se ajusta a lo que está buscando. Por eso es importante incluir todos los detalles relevantes, como el estado del artículo, el uso que le has dado, las características más importante, los componentes y accesorios que lleva... ¡Incluso el motivo de la venta! Ten en cuenta que el interesado no podrá ver tu producto y solo tendrá la información que incluyas en el anuncio para animarse a realizar la compra. ¿Comprarías un producto en el que solo se ve una foto y esta escasamente descrito? ¡Seguro que no!

Si tienes dudas sobre cómo hacer una descripción atractiva para que tu anuncio destaque, a continuación te voy a contar algunos trucos y pautas.

1. Cuenta lo mejor que tiene tu producto:

En Tuvalum te ayudamos a que en tu anuncio aparezcan los detalles más relevantes. Por ejemplo, cuando subes un anuncio de una bicicleta de montaña te indicamos que selecciones el tamaño de rueda que lleva, el recorrido de la horquilla y el grupo de cambio que monta. Son las características en las que más se fijan los compradores. Pero no te quedes sólo con esto. Seguro que tu artículo tiene algún detalle que le hace especial. Destácalo en la descripción de tu anuncio, cuenta qué es lo mejor que tiene y por qué deberían comprarlo. ¿Qué modelo de horquilla lleva? ¿La tija es telescópica? ¿Las ruedas están tubelizadas? ¿Le has cambiado recientemente el grupo de cambio?

2. Anticípate a las dudas de los compradores:

Cuando rellenes la descripción del anuncio, hazte la siguiente pregunta: ¿Qué aspectos te gustaría saber de este producto para comprarlo? Por ejemplo, la llevo al mecánico para que le haga mantenimiento cada 3 meses. Es importante que en la descripción respondas las posibles dudas o preguntas que puedan hacerse los posibles compradores. Así les ayudarás a decidirse en su compra.

3. No copies la ficha técnica de la web del fabricante:

Describir los componentes y detalles del producto que vendes es importante. Pero es más importante que los describas tú. Algunos vendedores copian tal cual la ficha técnica que aparece en la página web del fabricante, pensando que así incluyen toda la información necesaria. Sin embargo esto genera mucha desconfianza, ya que es una práctica habitual entre los estafadores que operan en otras plataformas de compraventa (recuerda que en Tuvalum no hay usuarios anónimos y tienes garantía de devolución, por lo que es 100% seguro).

4. Sé honesto con el estado y los desgastes que tiene

Es importante que seas sincero con el estado de tu artículo. Cuenta de manera detallada si tiene roces, marcas, golpes, desgastes del uso y cualquier información que deba saber el comprador. Así evitarás incidencias. Ten en cuenta que, si intentas ocultar el estado en que se encuentra, el producto puede ser devuelto tras la venta y tendrás que costear los gastos de retorno. Además, tu reputación caerá y te costará volver a vender en Tuvalum. 

5. Cuenta el uso que le has dado

¿Cuándo fue la última vez que pasó la revisión tu bicicleta? ¿Cuántos kilómetros has hecho con ella? ¿Qué tipo de uso le has dado? Algunos compradores valoran el uso que ha tenido el producto que van a comprar. Por ejemplo, para un triatleta es positivo saber que las ruedas de perfil que le gustan son de otro triatleta y que sólo las ha usado en 2 competiciones. No te olvides de indicar los cuidados que ha recibido tu producto. Por cierto, tener una bicicleta parada en un trastero durante dos años no significa que esté "como nueva". Probablemente estar tanto tiempo parada en un sitio húmedo haya oxidado o deteriorado los rodamientos y el sistema de transmisión.

6. Revisa la talla

Equivocarte entre una S y una M, o entre una talla 52 y una 54 no es tan poca cosa como puedas pensar. Es recomendable que revises la talla que se indica en tu producto para evitar que un comprador abra una incidencia y solicite la devolución del artículo porque la talla del pedido que ha recibido es la M cuando tú pusiste en el anuncio que era la S. Quizás te equivocaste sin mala intención, pero es preferible que revises que está bien indicado a que tengas que correr con los gastos de devolución una vez realizada la venta.

7. ¿Cuáles son los motivos de venta?

A veces la razón por la que un comprador elige un artículo en vez de otro está en que el vendedor ha indicado el motivo por el cual lo vende. No es que sea la razón principal de una venta, pero ayuda a aclarar dudas. Por ejemplo, algunos vendedores de bicicletas de 27,5" cuentan en sus anuncios que el motivo por el cual la venden es porque quieren pasarse a 29". Sucede también con algunos componentes y accesorios. Hay vendedores que ponen a la venta un casco o una zapatillas a estrenar porque se equivocaron de talla cuando hicieron la compra.

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Gracias por tu opinión! ¡Ups!, parece que hay problema técnico. Por favor, prueba de nuevo más tarde.

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros Contacta con nosotros