¿Cómo sé que la bicicleta que compro en Tuvalum está en buen estado?

Es una duda de lo más habitual. Tú ves el anuncio de una bicicleta que te encanta, el vendedor dice que está perfecta, le pagas el dinero y... cuando te llega a casa descubres que tiene las ruedas descentradas, el cassette desgastado, los cables oxidados. Vamos, que eso de que estaba perfecta nada de nada.

En Tuvalum contamos con un sistema de doble protección para evitarte sorpresas. Todos los vendedores tienen que indicar el estado estético y mecánico de sus bicicletas. Fíjate que en cada anuncio hay un apartado donde se indican los desgastes que tiene.

Además, una vez que la has comprado comprobamos su estado y le hacemos un ajuste del sistema de transmisión y frenado para certificar que cumple con las especificaciones y que no tiene desperfectos o vicios ocultos. 

De esta forma verificamos que, si el vendedor ha dicho que está perfecta, realmente lo está. Y si tiene algún desgaste que no se indicaba en el anuncio y que requiere de sustitución de piezas, las cambiamos con cargo al vendedor. Es decir, que tú no pagas la reparación, sino que se lo deducimos al vendedor del dinero que percibirá por la venta. Así nos encargamos de que recibas la bicicleta que habías comprado sin sorpresas de última hora. Y además te la entregamos con un ajuste de cambio y frenos.

¿Te ha sido útil este artículo? ¡Gracias por tu opinión! ¡Ups!, parece que hay problema técnico. Por favor, prueba de nuevo más tarde.

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros Contacta con nosotros